Aprender a tocar piano desde cero con 15 minutos al día

Tú puedes aprender a tocar el piano desde cero. No necesitas nada más que tu voluntad (y bueno, un piano)

La única capacidad que hace falta es el deseo de aprender. Un deseo que te empuje a sentarte frente al piano un ratito todos los días. Todo lo demás se enseña, entrena y adquiere.

Si estás leyendo estas líneas es porque tú ya tienes ese deseo. Lo demás corre de mi cuenta. Te voy a enseñar cómo empezar a tocar el piano para que llegues tan lejos como quieras.

Hago hincapié en que este es un planning para aprender a tocar el piano desde cero. Si ya tienes ciertos conocimientos es mejor que revises las lecciones más adecuadas a tu nivel

Pero no vas a estar solo.  Yo seré tu piano coach.

Este es un plan diseñado minuto a minuto para que te preocupes en cada momento solo de lo que te tienes que preocupar, que es aprender las bases del instrumento y de solfeo.

El solfeo es uno de los huesos que se nos atragantan a la hora de aprender un instrumento, así que te voy a contar en cada momento solo lo que necesitas saber, ni una coma más.

coach piano desde cero

Te diré exactamente qué ejercicios prácticar, y cómo hacerlo. Y por el camino te iré explicando poco a poco la teoría que se aplica en cada ejercicio.

Irás adquiriendo una sólida base de conocimientos sin darte ni cuenta. 

¿De verdad puedo aprender a tocar invirtiendo solo 15 minutos al día?

¡Sí, puedes!

No parece una cantidad de tiempo que no podamos rascar de aquí o de allá a lo largo del día, ¿verdad?  Basta con levantarse un poco antes o un poco después.

Puede parecerte poco tiempo, pero no tiene sentido empezar con sesiones más largas.

Lo que sí que es imprescindible es LA CONSTANCIA. Debes tocar el piano 6 días a la semana. El séptimo déjalo para descansar, o para recuperar algún día que se te haya escapado a lo largo de la semana.

Cuando estás empezando, sesiones más largas te dejarán física y mentalmente agotado. El cerebro y la memoria muscular requieren tiempo para interiorizar y asumir la nueva información, y es mucha con la que lo vas a bombardear.

Al mismo tiempo, si te planteas sesiones más largas, puede ser que te dé pereza, no encuentres tiempo, y al final, no te pongas. Y eso es lo último que queremos.

Conforme tu nivel avance y hayas creado el hábito, irás alargando las prácticas casi sin darte ni cuenta. 

Pero, de momento, con 15 minutos al día, bien estructurados y al máximo de  concentración, son suficientes para conseguir avances en cada sesión. Eso sí, insisto  porque es de vital importancia:

Tienes que ser constante, no te saltes ninguna sesión.

¿Cómo sacar el máximo partido a cada sesión?

De nada sirve repetir un mismo ejercicio 20 veces, pues a partir de la quinta repetición el cerebro ha perdido cerca del 90% de su capacidad de retención. Por eso no hacen falta largas sesiones de práctica para conseguir avances diarios, el 80% del aprendizaje se consigue en el 20% del tiempo. Sí, la famosa regla del 80/20 también se aplica al piano. 

Una característica del cerebro (y que si recuerdas tus años como estudiante, comprobarás que es cierto) es que recuerda mucho mejor lo primero y lo último que se le enseña, así que no tiene sentido alargar demasiado todo lo que practicas “entre medias”.

Y por eso no hacen falta sesiones más largas. El secreto está en hacer que cada repetición cuente.

  1. Toca siempre despacio, muy despacio. Todo lo despacio que sea necesario para tocar de manera impecable. La memoria muscular es muy puñetera, y está deseando que te equivoques en una tecla para grabar a fuego en tu cabeza ese mal movimiento.
  2. Utiliza el metrónomo para asegurarte de que estás llevando el ritmo correctamente.
  3. Utiliza el metrónomo para ir aumentando la velocidad de forma controlada.
  4. Anotar al final de cada sesión la velocidad máxima conseguida para continuar desde ese punto al día siguiente.

Es importante ser disciplinado y no empecinarse en repetir lo mismo una vez superado es límite, ya que puede tener efectos contraproducentes.

  • Perdemos la concentración, y empezamos a cometer errores.  Errores que nuestro cerebro, el muy maldito, recordará.
  • Puede afectar a nuestra motivación el pensar que después de tanto esfuerzo, hemos hecho pocos progresos.

NI SE TE OCURRA utilizar la última repetición para subir la velocidad y para "ver cómo me sale". Solo cometerás errores y sobreescribirás de mala manera todos los avances conseguidos previamente.

¿Cuánto se tarda en aprender a tocar el piano?

La respuesta corta es... ¡toda la vida!

Pero la belleza del piano es que con muy poquitas lecciones podemos empezar sonar muy bien con piezas sencillas. Y a partir de ahí, trabajar décadas hasta alcanzar el virtuosismo.

piano desde cero hasta vladimir Horowitz

En otros instrumentos pasa al revés, (por ejemplo, el violín) y la curva de inicio es más acusada al principio. Se requiere más esfuerzo antes de dejar de sonar como un gato atropellao. El piano es más agradecido en ese sentido.

Según el calendario de este curso, con dos semanas podrás interpretar tu primera canción. Y no un simple ejercicio de aprendizaje. Una famosísima canción, que no voy a nombrar para no romper la magia. Un arreglo sencillo, pero completamente reconocible.

Una vez aprendida la primera, ya conocerás los acordes más usuales y los ritmos de acompañamiento más básicos, por lo que podrás aplicarlos directamente a las siguientes canciones.

Así, en un mes ¡ya tendrás repertorio!

El curso de piano desde cero dura un mes. A partir de ahí tendrás el criterio suficiente para decidir por dónde quieres continuar con tu aprendizaje.

Estoy trabajando en nuevos contenidos para acompañarte durante todo tu aprendizaje, así que no te preocupes, que no pretendo abandonarte.

¿Cuándo es el mejor momento para tocar el piano?

 Realmente, no importa cuándo lo hagas. El momento que mejor se adapte a tu vida, en el que puedas estar tranquilo, despejado y sin distracciones. A ser posible, que sea siempre la misma hora, eso te ayudará a asentar el hábito

Ventajas de elegir la primera hora de la mañana: estás fresco, con la capacidad de atención a tope. Y si el día sale bien, a lo mejor aún puedes arañar otros 15 minutos a última hora.

Ventajas de elegir la última hora de la noche: está comprobado que el cerebro absorbe mejor la nueva información si nos dormimos inmediatamente después de adquirirla.

horario aprender piano desde cero

Tendrás más libertad para elegir tu horario si tocas en un piano digital, que permite hacerlo con auriculares. Esta es una de las principales ventajas  sobre el piano acústico.


¿En qué se diferencia este método de cualquier otro curso de iniciación al piano?

Esto es más que un método para aprender piano. Es un plan de entrenamiento desmenuzado al minuto.

Cualquier otro curso o libro para aprender piano que puedas encontrar, especialmente en castellano, que siempre es un mercado más reducido, es un compendio de lecciones, una detrás de otra. No te dicen cuándo ni cómo practicar. Dejan eso a tu criterio.

¡Cómo si no tuvieras suficiente en el plato!

Este sistema  te permite sacar el máximo rendimiento a cada minuto. No te va a permitir dispersarte ni practicar nada que no debas estar practicando en cada minuto.

Maximizar los resultados es la herramienta número 1 para mantener la motivación a tope.

¿Te he mencionado ya que la motivación es la clave para llegar a tocar el piano o no? .

Yo he perdido muchos años por ir dando tumbos, y odiaría que eso te pasara a ti. No quiero entretenerte ahora con la historia de mis altibajos.

Lo importante es que me han servido para identificar los principales baches en el camino, y cómo sortearlos.

Estas son las claves que he mantenido a la vista en todo momento para generar este plan de entrenamiento

  • Avances cuantificables con cada sesión
  • Tocar música chula.
  • Gran relación esfuerzo/recompensa
  • Secuenciar la información teórica para facilitar su asimilamiento, siempre aplicándola a una canción.
  • Toca tus canciones favoritas desde el día 1.

    El problema es que las primeras lecciones de cualquier curso de piano para principiantes son muy  áridas.

    Cuando uno debería estar rompiendo el hielo y aprendiendo a amar el piano… resulta  que tenemos que leer durante horas lecciones sobre posición de las manos, las notas, las figuras, los pentagramas, la clave de fa y de sol… Y cuando por fin nos sentamos ante el piano nos enfrentamos a ejercicios repetitivos y sin mucho atractivo musical.

    ¡Cuando lo que uno está deseando es empezar a tocar sus canciones favoritas!

    Otros métodos de aprendizaje es que intenta sortear este peligro enseñándote a  repetir como un monito entrenado una secuencia de notas que hemos memorizado a ciegas.

    Por desgracia, la capacidad del cerebro de retener piezas completas es reducida. Nos resultará mucho más sencillo aprender nuevas canciones y mantener cierto repertorio, si comprendemos lo que estamos tocando.

    Este plan de aprendizaje está optimizado para que cada fragmento de teoría y práctica aprendida al principio de cada lección se aplique a una canción.

    Las canciones son arreglos propios adaptados al nivel de principiante, y tendrás plena comprensión de la partitura gracias a los ejercicios previos.

    Al final del día 1, que desgraciadamente sigue siendo el más denso de todos (¡perdóname!), ya estarás tocando los dos primeros compases de una conocida canción.

    Y lo estarás haciendo con pleno conocimiento, aplicando la teoría que ya has aprendido ese día. No como un monito de repetición.

    ¿Cómo lo vamos a conseguir? 

    Pues porque el primer día no estarás tocando do – mi – sol una y otra vez porque sí.

    Estarás tocando do – mi – sol porque forman el acorde de DO Mayor, que pronto aprenderás que aparece en el 50% de las canciones que existen.

    Fíjate, aún no hemos pasado a la lección 1, y ya conoces el acorde Do Mayor.

    Desde el primer día comprenderás que la música no es una serie de notas sueltas. Las canciones suenan bien porque tienen una lógica interna.

    Si comprendes la estructura de una pieza serás capaz de aprenderlas antes y recordarla durante más tiempo.

    ¿Cómo se estructura cada sesión de 15 minutos?

    Cada día se divide en tres bloques de 5 minutos.

    Hay una pequeña evolución entre las primeras semanas del curso y las siguientes.

    Al principio tienes mucho que aprender, pero luego le dedicaremos más tiempo a tocar.

    Primeras semanas

    5 minutos: técnica

    5 minutos: teoría

    5 minutos: práctica aplicada.

    Después

    5 minutos: técnica + teoría

    5 minutos: sección A canción:

    5 minutos sección B canción:

    ¿Qué teclado necesito para empezar?

    Un piano de garantías para principiantes, que te vaya a durar como mínimo dos o tres años (o incluso más, si no eres muy exigente) supone una inversión mínima de 400 €.

    Puede ser que te dé apuro hacer esa inversión a ciegas, por si no le coges el gustillo a tocar. Podrías probar durante un par de semanas con un modelo de teclado más sencillo.

    Pero no debes alargar tu tiempo con este piano. La sensación de las teclas es tan diferente que más tiempo será contraproducente para tu aprendizaje.

    Por ese motivo, no tiene sentido que inviertas demasiado dinero en este teclado (que casi se pueden calificar de juguete). Con unos cincuenta euros, es suficiente. Más sería dinero perdido.

    En este rango de precios lo que único en lo que te debes fijar es que el tamaño de las teclas sea el de un piano normal, y que tenga al menos 4 octavas (51 teclas)

    Márcate una fecha límite (al completar la segunda semana del planning, por ejemplo) Si has seguido el planning, en ese momento, ya estarás viendo progresos, creado un hábito diario y seguro que te tiras a la piscina.

    Cuando llegue el momento, no te olvides de revisar el artículo en el que te indico todas las claves para comprar tu primer piano.

    ¡Ya casi estamos! Antes de empezar a aprender piano desde cero...

    He prometido que no habría áridas introducciones de teoría antes de empezar a darle a las teclas, así que solo te voy a indicar cómo debes sentarte en el piano, y dónde colocar las manos… y podemos pasar a la lección 1.

    El piano:

    • Tiene 88 teclas, entre blancas y negras. Hacia la izquierda el sonido es más grave, hacia la derecha, más agudo.
    • Tiene siete octavas completas (do – re – mi – fa – sol – la – si), más un par de notas sueltas en el extremo izquierda. Dentro de una octava encontramos 8 notas blancas y 5 negras. Una octava empieza en una nota, y acaba en la siguiente nota con el mismo nombre. Por ejemplo: de Do a Do.
    notas piano desde cero

    El Do Central

    • Para localizar el do central, localiza el DO que se encuentro cuarto grupo de dos teclas negras. También se conoce como Do4.
    • Para comenzar a practicar los ejercicios y piezas más sencillas de este curso, coloca el pulgar de la mano derecha en el do central, y el meñique de la mano izquierda en el do una octava más grave (es decir, hacia la izquierda)
    piano desde cero do central

    La postura

    Dedos:

    Ligeramente curvados, la tecla se debe pulsar de forma casi vertical.

    Muñecas:

    Levantadas de tal manera que el dorso de la mano queda prácticamente horizontal. Una buena referencia para la posición de inicio es que la muñeca quede a la altura de los nudillos.

    Hombros

    Relajados. Es normal que con la concentración los vayas subiendo hacia las orejas. Cuando notes esto,

    Codos:

    Relajados pegados al cuerpo, pero no apretados.

    Espalda

    Recta pero en posición cómoda. Procura no encorvarte, pero sin forzar demasiado, que no parezca que te has tragado el palo de una escoba.

    MOVIMIENTO:

    Si has visto a algún pianista tocar, sabrás que el cuerpo, muñecas y codos no se mantienen rígidos.

    Toma la posiciones que te acabo de explicar como punto inicial. En el primer ejercicio te enseñaré cómo debes mover las muñecas y brazos dependiendo de la secuencia de notas que estés interpretando, para que suene fluido, puedas tocar deprisa, y no provoques lesiones.

    El movimiento del tronco y la cabeza sí que es más libre, acompañando los sentimientos que te inspire la música.

    1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (32 votos, promedio: 4,75 de 5)
    Cargando…

    Y ahora sí  ¡a la primera lección!

    piano para principiantes portada

    Guarda esta página en favoritos, porque desde este listado te será más sencillo ir cada día a la lección que corresponda.

    Semana 1:

    Día 1 -  Clave de Sol y de Fa. Acorde Do Mayor.  Blancas, redondas y negras.

    Día 2 -  Acorde La menor. 

    Día 3 - Acorde Fa Mayor. Notas en distintas octavas.

    Día 4 - Acorde Sol Mayor. Progresión de acordes completa

    Día 5 - Cifrado anglosajón. Estrofa completa.

    Día 6 - Seguimos aumentando el tempo

    Semana 2:

    Día 7 - ¿Te atreves a improvisar?

    Día 8 - Señorita corchea, un placer conocerla.

    Día 9 - Independencia de manos

    Día 10 - Tipos de compás

    Día 11 - Improvisación con dos acordes

    Día 12 - Más tipos de compás

    Semana 3:

    Para acceder a la tercera semana del curso, apúntate a nuestro club de tecleros.

    ...y con mi piano!

    Semana 4:

    Ya disponible en la misma plataforma que la semana 4.

    (Suscripción en el botón naranja de ahí arriba)