Curso de Piano desde cero: Semana 2 – Día 1 | Improvisando

Home > Piano desde cero > Curso de piano para principiantes 

Con la clase de hoy comienza la segunda semana del curso "Piano desde Cero con 15 minutos al día"  Pincha aquí para enterarte de qué va todo esto. 

Me alegra mucho verte aquí por segunda semana. Eso es que estás plenamente comprometido con tu aprendizaje ¡me gusta!

Lo más duro en cuanto a literatura pesada ya lo hemos pasado. Aún queda mucho por aprender, pero ya no será tanta cosa de golpe.

Además, en este punto estás ya preparado para empezar a improvisar sobre el teclado. Es un error terrible no incorporar esta otra faceta del piano al aprendizaje desde el principio. 

No hace falta ser un virtuoso para ser capaz de improvisar. Lo que pasa es que se debe improvisar de acuerdo al nivel de cada uno. Las partituras están muy bien, pero pueden ser una cadena.

¿Qué pasa si te encuentras un piano en el Aeropuerto (esas cosas pasan) y no llevas tus partituras encima?

La improvisación te hace libre 😉  Vas a descubrir su secreto en el bloque de teoría.

1. Las corcheas. 

2. Independencia de manos: es decir, que cada mano lleve un ritmo diferente. Aunque hasta ahora  ya lo estabas haciendo en el bloque 3, vamos a empezar con ejercicios específicos.

3. Improvisación: aprender a echar mano de lo que ya vas aprendiendo para poder tocar sin partitura.

Bloque 1 - Técnica: 5 minutos

El yoyó:  1min

Como empezamos nueva semana, vamos a seguir avanzando con este ejercicio.

Hoy volvemos a hacer cada mano por separado, 5 repeticiones mano izquierda, y 5 mano derecha.

¡Pero con una novedad! Con cada repetición debes caer sobre un dedo diferente.

No importa en qué nota caigas, pero debes pulsar solo con el dedo que te toque. Empieza con el pulgar, luego índice, etc. Y luego cambia de mano. 

10 dedos = 10 repeticiones en total, una con cada dedo.

Ojito que el anular y el meñique no son fáciles. Debes mantenerlos curvados, y que la mollita del dedo caiga bastante vertical sobre el teclado. No te preocupes si  no suena muy firme los primeros días. Poquito a poquito.

Todo lo demás se mantiene. Calma, respiración y movimiento circular.

La Marea: 4 min

El ejercicio mantiene el movimiento espejo y las mismas notas que la semana que viene, pero vamos a hacerle un pequeño cambio para ir trabajando tu sentido del ritmo.

Con cada clac del metrónomo, vas a pulsar dos notas, en vez de una. Así que vamos a empezar con un tempo bajito para que le vayas cogiendo el truco.

manos juntas

40 bpm

50 bpm

60 bpm

x6

x6

x6

Bloque 2 - Teoría: 5 minutos

Toda esta semana se la vamos a dedicar a la improvisación. 

Improvisar no es "inventarse" las cosas sobre la marcha, ni depende de la inspiración divina. 

Improvisar es dejarse llevar por la memoria muscular y rítmica, así como del conocimiento adquirido de cosas que sabemos que suenan bien. (Acordes, ejem)

Y tú ya conoces varios conjuntos de notas que suenan bien juntos, ¿verdad? ¡Los cuatro acordes que hemos aprendido durante la semana pasada!

El truco para aprender a improvisar es ir muy poquito a poquito añadiendo las cosas que ya hemos practicado previamente. Si intentas probar muchas cosas diferentes de golpe, te harás un lío tremendo.

Hay que marcarse una especie de normas, y dejar solo un par de factores a nuestro libre albedrío. Así el cerebro no se vuelve loco.

Así que lo que voy a hacer es marcarte las "normas" de hoy, y tú juegas con lo demás.

Improvisación sobre Do Mayor:  5 min

Normas:

  • 1
    Tempo: 40 o 50 bpm, como te sientas más cómodo.
  • 2
    Mano izquierda: acorde Do-Sol (meñique-pulgar) de redonda al inicio de cada compás. A esto lo llamamos acorde de quinta.
  • 3
    Mano derecha: solo blancas o negras.
  • 4
    Mano derecha: solo las notas del acorde Do Mayor, en posición raíz (do-mi-sol) o en la primera inversión (mi - sol - do agudo)

Te voy a poner un ejemplo para que entiendas las normas, pero no te lo tomes a rajatabla. Siempre que mantengas la estructura de acordes de redonda en la mano izquierda, y respetes las notas del acorde de Do en la mano derecha, puedes hacer lo que quieras.

Empieza si quieres con esto, o tómalo de inspiración, pero prueba nuevas combinaciones de blancas y negras.

ejemplo improvisación Do Mayor

El siguiente audio es otro ejemplo. No es la partitura que te acabo de poner, aunque sigue las mismas normas (seguro que puedes escuchar el acorde de quinta en la mano derecha)

Como ves, no se trata de que hagas algo super especial, sino que le vayas perdiendo el miedo a improvisar, basándote en los recursos que poco a poco irás consiguiendo.

Recomendaciones generales:

  • 1
    No hace falta que haya grandes variaciones entre compás y compás. Si encuentras unas cuantas notas que te guste como suenan, repítelas hasta que te apetezca probar otra cosa.  De hecho, sonará todo mejor "conjuntado" cuanto más parecido sea entre sí. Fíjate que en el ejemplo que te pongo mantengo siempre: negra-negra-blanca | negra-negra-negra-negra. Encuentra un ritmo que te haga gracia, y mantenlo, haciendo pequeños cambios en las notas.
  • 2
    Por supuesto que puedes reproducir cosas que tocaste la semana pasada con los ejercicios de los acordes. ¡De eso se trata! No te obligues a inventar, tira de "repertorio".
  • 3
    No te preocupes si dudas, algo no te suena bien, o sientes que te bloqueas. Si tienes que parar, para, respira y empieza otra vez. Este ejercicio es precisamente para que vayas aprendiendo a soltarte.
  • 4
    Juega con los cambios de volumen (o matices, como se dice en la jerga pianística). Toca un compás muy suave (piano) y al siguiente, las mismas notas pero mucho más fuerte (forte)
  • 5
    También puedes jugar con el cambio de octava. Toca todo igual, pero una octava hacia la derecha. Verás que delicado te suena.
  • 6
    ¡Disfruta! Lo que estás consiguiendo es alucinante.

Bloque 3 - Práctica de canción: 5 min

Vamos a dividir este bloque en dos partes. Primero a darle una pasada completa a lo que conseguimos la semana pasada, para ir afianzándolo. Y después inauguramos la segunda mitad de la canción con dos nuevos compases.

Si aún no te sale bien a este tempo tan alto, no hay ningún problema en que lo hagas a 60 o 50bmp, lo importante es que lo que toques lo hagas bien. 

Sección A (con barras de repetición)


Manos juntas



70 bpm


Recuerda: absolutamente siempre es mejor correcto y seguro, que rápido. Tiempo para subir la velocidad siempre hay. Pero para aprenderlo bien solo tienes una oportunidad. Los vicios son difíciles de quitar.

Compases 17 y 18

Vamos a añadir los compases 17 y 18 que son ambos de Fa Mayor. Con toda la práctica en el bloque de teoría de la semana pasada, estoy segura de que te va a resultar chupado.

unchained c17-18

c-17-18

IZQ

DCHA

AMBAS

AMBAS

AMBAS

80x3

80X3

50x3

60x3

70x3

Y por hoy ya estamos. Me alegra mucho que sigas conmigo una semana más.

¡Hasta mañana!

Semana 2, día 2. 

¿Te apetece repartir un poco de amor? 🙂

13 opiniones en “Curso de Piano desde cero: Semana 2 – Día 1 | Improvisando”

    1. Qué bien Leandro! No sabes lo que me alegra que notes los avances. Muchísimas gracias por compartir tu progreso. A ver qué día te animas a subir un pequeño vídeo con algún ejercicio 😉

  1. Muchas gracias por tu aporte como pianista y sobre todo como persona, mi evolución se ve día a día, estoy muy contento de poder seguir tu método de enseñanza.

    1. Muchísimas gracias Joan. Pocas palabras, pero dices cosas muy bonitas. Espero que sigas disfrutando del curso de esta semana que empieza. Ya me contarás qué te parece lo de la improvisación 😉

  2. Bien bien (es q lleva unos días sto q no me publicaba los comentarios ?)

    Al principio me fijé en tu ejemplo escrito y luego yo al libre improvisamiento ??

    Ah! El yoyó y mis meñiques van perfectos!!! La marea me costó nada mas q un pelin, xo todo ok!!

  3. ¡Conseguido! 😀

    Qué bonito me parece improvisar, sobre todo porque dejas fluir tus manos y no tienes que estar superconcentrado en la partitura, que ahora mismo, aún me requiere mucho esfuerzo. Mañana otro ratito más 🙂

  4. De verdad Alba, que gustazo de curso, hace poco más de una semana no sabia leer una paritura, y ni siquiera tenia piano, y mirame ahora, improvisando y tocando un cacho Unchained Melody con mi flamante nuevo teclado 😀

    Hoy tengo un a preguntita, para hacer los compases 17 y 18 al principio me he liado un poco, así que he mirado como iba la digitación y me la he apuntado en la partitura para tener la referencia de que dedo usar, es una mala práctica hacer eso de vez en cuando si no me sale algún compás? Por eso de cojer malos vicios y tal.

    Saludos!

    1. Genial Jordi, ese es el espíritu. Qué ilusión 🙂

      Lo de anotarse la digitación es de hecho, buena práctica. Con la digitación hay que ser constante. No puedes tocarla cada vez de una manera porque se te cortocircuita el cerebro. Hay muchos pasajes que solo tienen una manera de tocarse, y ahí no haría falta anotársela. Sin embargo, hay otros puntos que son más flexibles, entonces es importante que nos lo anotemos para que no se nos olvide y empecemos a mezclar.

      Obviamente, lo que no puede ser es estar el numerito encima de CADA nota. Sobre todo para que no se convierta en un sustitutivo de leer las notas. Pero en pasajes “conflictivos”, está muy bien anotárselo para ser constante.

      ¡Ojo! Que ser constante no quiere decir que sea un compromiso de por vida. Hay veces que elegimos digitación y a bajo tempo parece que funciona, pero conforme vamos aumentando el tempo empezamos a equivocarnos o no nos da tiempo con esa digitación que hemos elegido. En algunos casos la solución es probar una digitación alternativa, y de repente, puf empieza a salirnos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *